Skip to Content

Linfoma no Hodgkin

Nathan Fowler, M.D., se está centrando su investigación clínica en la búsqueda de nuevas terapias que utilizan el propio sistema inmune del cuerpo para luchar contra el linfoma no Hodgkin.

Nuestro Enfoque

En el Centro de Linfoma y Mieloma de MD Anderson, uno de los equipos de expertos más destacados y calificados de los Estados Unidos dedica su experiencia a ayudar a los pacientes a luchar contra el linfoma no Hodgkin. Utilizando una amplia gama de tratamientos para cada etapa de la enfermedad, así como ensayos clínicos de nuevos y novedosos agentes, los médicos diseñan un plan de tratamiento exclusivo para cada paciente.

Nuestro objetivo es tratar el linfoma no Hodgkin con métodos que atacan la enfermedad, pero que afectan el organismo lo menos posible. Trabajamos constantemente para ofrecer nuevos tratamientos a nuestros pacientes, tales como agentes biológicos dirigidos que ayudan al organismo a combatir el cáncer.

Si bien algunos pacientes con linfoma no Hodgkin pueden ser tratados con éxito, para muchos el camino más eficaz es continuar agrediendo la enfermedad a lo largo de varios años. En estos casos, la atención personalizada a largo plazo es fundamental. Nuestros equipos de médicos especializados, así como el personal de apoyo como enfermeras, asistentes médicos, dietistas, trabajadores sociales y muchos otros, trabajan en estrecha colaboración y también trabajan con usted para incrementar la probabilidad de lograr un tratamiento exitoso.


Datos Sobre el Linfoma no Hodgkin

El linfoma no Hodgkin es el séptimo tipo de cáncer más común entre hombres y mujeres de los Estados Unidos. De acuerdo con la Sociedad Americana del Cáncer, cada año se diagnostican en este país cerca de 66 000 nuevos casos de linfoma no Hodgkin. El linfoma no Hodgkin es ligeramente más común entre los hombres de raza blanca.

La palabra linfoma es un término general que se refiere a los cánceres que se desarrollan en el sistema linfático (los tejidos y órganos que producen, almacenan y transportan glóbulos blancos). La enfermedad de Hodgkin es un tipo de linfoma que se desarrolla en los glóbulos blancos.

Los linfomas que no comienzan en estas células se denominan linfomas no Hodgkin. Pueden aparecer en la médula ósea, el bazo, el timo o los ganglios linfáticos y diseminarse a otras partes del cuerpo.

El sistema linfático transporta glóbulos blancos a todo el cuerpo para combatir enfermedades. Sus componentes son:

  • Linfa: El líquido que transporta los linfocitos, un tipo de glóbulos blancos, a través de todo el cuerpo en una red de vasos linfáticos, similares a pequeñas venas. La linfa ayuda a luchar contra las infecciones y el cáncer.
  • Ganglios linfáticos: Pequeñas masas con forma de frijol situadas en la axila, la pelvis, el cuello, el abdomen y la ingle. Filtran la linfa y almacenan glóbulos blancos que ayudan al cuerpo a combatir enfermedades.
  • Bazo: Un órgano situado en el lado izquierdo del abdomen que produce linfocitos, almacena células sanguíneas y elimina células sanguíneas envejecidas.
  • Timo: Es un órgano pequeño situado en el pecho que almacena linfocitos.
  • Amígdalas: Nodos en la parte posterior de la garganta que producen linfocitos.
  • Médula ósea: Una sustancia dentro de los huesos que produce células sanguíneas.

Tipos de Linfoma no Hodgkin

El linfoma no Hodgkin puede categorizarse en tres tipos, de acuerdo con el tipo de células del cáncer. Ellos son:

  • Células B, que representa el 85% de los casos de esta enfermedad
  • Células T
  • Células NK

A su vez, el linfoma no Hodgkin se clasifica por la rapidez con que se propaga.

El linfoma no Hodgkin de bajo grado incluye:

  • Linfoma de zona marginal
  • Linfoma de tejido linfoide asociado a la mucosa (MALT)
  • Linfoma folicular
  • Linfoma de células del manto

El linfoma no Hodgkin de grado intermedio incluye:

  • Linfoma difuso de células grandes
  • Linfoma primario mediastínico de células grandes
  • Linfoma anaplásico de células grandes

El linfoma no Hodgkin de alto grado incluye:

  • Linfoma de Burkitt
  • Linfoma linfoblástico

El linfoma no Hodgkin recurrente es una enfermedad que vuelve a aparecer después de que un paciente ha sido tratado por linfoma no Hodgkin.

El linfoma no Hodgkin refractario es una enfermedad nueva o una recaída que no responde al tratamiento.

Si a usted se le ha diagnosticado un linfoma no Hodgkin, estamos aquí para ayudarle. Llame al 1-877-632-6789 para programar una cita o solicítela en línea.

Síntomas

Los síntomas del linfoma no Hodgkin varían de una persona a otra. Pueden incluir:

  • Hinchazón indolora de los ganglios linfáticos en el cuello, la ingle o la axila
  • Fiebre
  • Sudoración nocturna abundante
  • Cansancio
  • Pérdida de peso sin motivo aparente
  • Comezón intensa
  • Manchas rojas en la piel
  • Náuseas, vómitos o dolor abdominal
  • Tos o falta de aliento
  • Dolor de cabeza, problemas de concentración, cambios de personalidad

A menudo, los síntomas del linfoma no Hodgkin también difieren según el tipo de enfermedad. El linfoma no Hodgkin de bajo grado (indolente) se desarrolla lentamente. El paciente puede tener una inflamación indolora de los ganglios linfáticos (por lo general en el cuello o sobre la clavícula), pero de otro modo parece estar sano. La inflamación puede desaparecer por un tiempo y luego regresar. Si el linfoma no Hodgkin de bajo grado se extiende fuera de los ganglios linfáticos, puede haber molestias en la zona afectada.

El linfoma no Hodgkin agresivo crece más rápido y tiende a presentar más síntomas que los linfomas no Hodgkin de bajo grado. Los síntomas pueden incluir:

  • Dolor en el cuello, los brazos o el abdomen
  • Fiebre o sudoración nocturna
  • Pérdida de peso sin causa aparente
  • Fatiga
  • Falta de respiración
  • Debilidad en los brazos y/o en las piernas
  • Confusión

Estos síntomas no siempre indican que una persona tiene linfoma no Hodgkin. Sin embargo, es importante discutir los síntomas con su médico, ya que también pueden indicar otros problemas de salud.

Si a usted se le ha diagnosticado un linfoma no Hodgkin, estamos aquí para ayudarle. Llame al 1-877-632-6789 para programar una cita o solicítela en línea.

Nuestro Enfoque de Tratamiento

MD Anderson tiene como objetivo ayudar a las personas con linfoma no Hodgkin a vivir vidas más largas y saludables, y estamos logrando grandes adelantos hacia terapias avanzadas con menor impacto en el organismo del paciente.

Por ejemplo, tuvimos un papel decisivo en el ensayo clínico concluyente de Rituxan® (rituximab), uno de los mayores adelantos de la última década en el tratamiento del linfoma. Además, ayudamos a descubrir una manera de vacunar a los pacientes con linfoma folicular utilizando proteínas de sus propios tumores, para provocar que su sistema inmunológico ataque las células cancerosas.

Hemos encontrado que, a menudo, la manera más exitosa para tratar un linfoma no Hodgkin indolente (de crecimiento lento) es con quimioterapia altamente enfocada, la cual tiene menos impacto en el organismo. En lugar de utilizar quimioterapia intensa para tratar de curar totalmente un linfoma no Hodgkin, el enfoque más acertado suele ser tratarlo para que entre en remisión por períodos prolongados.

Tratamientos del Linfoma no Hodgkin

Si se le diagnostica un linfoma no Hodgkin, su médico le explicará las mejores opciones para tratarlo. Esto depende de varios factores, incluso:

  • Tipo de linfoma
  • Etapa y categoría de la enfermedad
  • Síntomas
  • Su edad y estado general de salud

El tratamiento oncológico del linfoma no Hodgkin se puede adaptar a las necesidades particulares de cada paciente. Para tratar el cáncer o aliviar sus síntomas, pueden recomendarse uno o más de los tratamientos descritos a continuación.

Quimioterapia

Este es el tratamiento más utilizado para el linfoma no Hodgkin. Dado que la quimioterapia puede reducir el número de ciertos tipos de células sanguíneas, puede ser necesaria una transfusión con medicamentos denominados “factores de crecimiento de células sanguíneas.” La administración de medicamentos liposomales es un método de quimioterapia avanzado que puede resultar muy eficaz.
Para tratar linfomas en etapa inicial o para reducir algunos síntomas, como el dolor, puede emplearse radioterapia. Muy pocas veces se utiliza como tratamiento único.

Terapia de Protones

El Centro de Terapia de Protones de MD Anderson es uno de los centros más grandes y avanzados del mundo. Es el único establecimiento de terapia de protones situado dentro de un centro integral contra el cáncer. Esto significa que esta terapia de vanguardia cuenta con el respaldo de la amplia experiencia y la cordial atención que caracterizan a MD Anderson.

La terapia de protones aplica altas dosis de radiación directamente al sitio del tumor, sin dañar el tejido sano que lo rodea. En algunos pacientes, este tratamiento permite obtener un mejor control del cáncer con menos efectos secundarios.

Inmunoterapia

La inmunoterapia para el linfoma no Hodgkin puede incluir:

  • Anticuerpos monoclonales, como el Rituxan®
  • Terapias biológicas que desarrollan anticuerpos para ayudar al organismo a combatir el cáncer
  • Inhibidores de la proteasoma, como el Velcade®
  • Moduladores inmunes, como la talidomida y la lenalidomida, que modifican el entorno de las células tumorales y provocan su muerte
  • Terapias dirigidas que atacan las células cancerosas usando pequeñas moléculas para bloquear las vías utilizadas por las células para sobrevivir y multiplicarse
  • Tratamientos con pequeñas moléculas, tales como el panobinostat
  • Terapias con citoquina
  • Para ayudar a combatir las infecciones, el organismo produce interferón. A veces, los pacientes con linfoma no Hodgkin reciben interferón sintético, o sea, fabricado en un laboratorio.

Trasplante de células madre: Si el linfoma no Hodgkin no responde a la quimioterapia o si vuelve a aparecer, su médico puede recomendarle un trasplante de células madre. Además, dado que la quimioterapia a menudo destruye células sanas en la sangre y la médula ósea, los pacientes que reciben ciertos tipos de quimioterapia pueden necesitar trasplantes de células madre.

La radioinmunoterapia aparea un anticuerpo monoclonal con una sustancia radiactiva para dirigirse a las células cancerosas.

Observación atenta: Este enfoque consiste en un atento monitoreo del linfoma no Hodgkin sin aplicar un tratamiento activo.

Nuestros Ensayos Clínicos con Linfomas no Hodgkin

Debido a que MD Anderson es uno de los centros de investigación más importantes del país, podemos ofrecer la participación en ensayos clínicos (estudios de investigación) de nuevos tratamientos para cada tipo y etapa de los linfomas no Hodgkin, incluso casos de linfomas con recurrencia o recaída.

Para obtener más información sobre los ensayos clínicos de MD Anderson con linfomas no Hodgkin, consulte nuestra base de datos de ensayos clínicos o hable con su médico.

Contáctenos

Citas disponibles.

1-877-632-6789

Pacientes internacionales,
llame a nuestro Centro Internacional

001-713-745-0450


© 2014 The University of Texas MD Anderson Cancer Center